Artículos

COMO HUIR DE UN MAL PROVEEDOR DE HOSTING

  •   Publicado el: 07-09-2019
  •   Visitas: 60
COMO HUIR DE UN MAL PROVEEDOR DE HOSTING

En un artículo recién hablamos de las 5 razones para huir de un mal proveedor de hosting donde explicamos cuáles son esas señales de alerta que nos indican que es hora de cambiar de proveedor de hosting.
¿Pero una vez que hemos tomado la decisión cuales son los pasos que debemos seguir? ¿Cuáles son los riesgos que corremos al querer cambiar de proveedor? ¿Cómo debemos actuar si el proveedor no quiere dejarnos ir?
Aquí les trataré de ofrecer algunos consejos de cómo actuar, los mismos consejos que les doy a las personas que se comunican conmigo todos los días buscando ayuda para librarse de esos proveedores de hosting estafadores que abundan en nuestro país.


EL PANORAMA AL QUE NOS ENFRENTAMOS

En un mundo perfecto cambiar de proveedor de hosting no debería ser ningún problema. Solo deberíamos contratar un nuevo proveedor, descargar toda nuestra información y luego comunicarle al proveedor actual nuestra decisión, darle las gracias y decirle adiós. 
Pero eso solo sucede en un mundo perfecto, o si nuestro proveedor es una persona o empresa sería que actúa de manera honesta, lo que lamentablemente en la práctica no ocurre el 90% de las veces en nuestro país.
¿Qué es lo que normalmente ocurre?
Lo que ocurre normalmente es que el proveedor trate de evitar a toda costa que el cliente se vaya, sobre todo cuando el precio del servicio es bajo, pues cuando se gana muy poco por cliente cada cliente cuenta.
Lo usual es que inventen mil excusas para evitar que el cliente se vaya hasta que desista de su decisión o hasta que su dominio caduque y el cliente se quede sin web y sin correos y no le quede otra que renovar y continuar con el mal proveedor.

¿ENTONCES QUE PASOS DE DEBEN SEGUIR?

Los pasos a seguir varían según quien haya realizado el registro del dominio: el cliente mismo o el proveedor

SI EL DOMINIO FUE REGISTRADO POR EL CLIENTE MISMO

Esto es muy raro que ocurra pues normalmente el cliente contrata todo con un solo proveedor: página web, dominio y hosting.
Si este es el caso entonces el procedimiento es muy sencillo y los pasos son los siguientes:
1.    Elije un nuevo proveedor de Hosting. Esta vez sí debes hacerlo de manera informada. No elijas por precio, tienes que haber aprendido la lección y ya tener claro que recibes aquello por lo que pagas. Asegúrate que este nuevo proveedor maneje un servidor dedicado, no le compres a un revendedor de un revendedor. Elige a alguien que te garantice soporte oportuno y eficiente.
2.    Asegúrate de descargar toda tu información del servidor de hosting actual. Ingresa al Cpanel y realiza un backup de toda la información: archivos de la página web, correos electrónicos y bases de datos. Si no sabes cómo hacerlo puedes encontrar videos tutoriales en Youtube o incluso puedes solicitarle a tu nuevo proveedor de hosting que lo haga por ti. Para poder hacerlo deberás tener el usuario y clave de acceso al CPanel. SI tu proveedor nunca te los dio debes solicitarlo, sino quiere dártelos eso solo confirmará que se trata de un pésimo proveedor.
3.    Cambia los DNS de tu dominio. Esto lo haces en el panel de administración del dominio. A este panel se accede desde la página donde registraste el dominio, con el usuario y clave que te debieron proporcionar al momento de hacer el registro. Busca esos datos de acceso en el correo de bienvenida que te enviaron al registrar el dominio. Si no lo encuentras usa el procedimiento para recuperarlo en la página donde lo registraste. Los nuevos DNS serán los DNS de tu nuevo proveedor. Él debe habértelos enviado cuando lo contrataste. Una vez que hagas el cambio deberás esperar unas horas para que el cambio se haga efectivo. Si no sabes cómo hacerlo en Youtube puedes encontrar tutoriales de como cambiar los DNS a un dominio. 
4.    Carga el backup de tu información en el servidor del nuevo proveedor. Este proceso es más complicado y lo mejor sería que tu nuevo proveedor se encargue de ello.


SI EL DOMINIO FUE REGISTRADO POR TU PROVEEDOR

Este es el caso más común y el más complicado de manejar. Los pasos a seguir son:
1.    Realiza un backup de toda tu información: tu web, tus correos y bases de datos. Vas a necesitar el usuario y clave del CPanel. Si no los tienes debes solicitarlos al proveedor con alguna excusa y aún no decirle que te vas. No debería negártelos pues es algo que te debió dar desde la contratación.
2.    Una vez que ya tengas tu información en tu poder ya puedes contratar a un nuevo proveedor. Explícale que estas en proceso de dejar al antiguo proveedor y que puedes requerir su ayuda. Ya sabes, elige con cuidado, no debes cometer por segunda vez un error al elegir.
3.    Debes obtener el acceso al panel del dominio. El 99% de los proveedores no entrega esta información a los clientes y al momento que la solicitan no se la quieren dar. La excusa que suelen usar es que no pueden entregarle esos datos pues en una misma cuenta tienen todos los dominios de sus clientes. Si esta es la excusa que te dan debes preguntarle en que empresa registrante tiene registrado tu dominio. Esto lo puedes averiguar consultando la base de datos de dominios llamada WHOIS. Puedes acceder a ella a través de este enlace: www.whois.net. Si la empresa registrante es Godaddy o cualquiera de sus revendedores tienes la opción de que tu proveedor haga un cambio de cuenta al dominio y te lo ceda. Este procedimiento es rápido y no tiene costo. Solo deberas crear una cuenta en esa misma empresa (que es gratuita) y proporcionarle a tu proveedor tu número de cliente y correo con el que creaste esa cuenta y el en 5 minutos te cedera el dominio para que tu lo manejes. Si el dominio fue registrado en otra empresa registrantes distinta de Godaddy entonces solicítale que te transfiera el dominio. El proceso de transferencia es sencillo pero demora un poco más, normalmente uno o dos días. Lo que debes hacer es registrarte en alguna empresa de registros de dominios. Yo te recomiendo dos: godaddy.com o namesilo.com. En ambos casos sn empresas eficientes y con buenos precios. Creas una cuenta y luego vas a la sección de TRANSFERENCIAS en sus webs y sigues el procedimiento que indica. El costo de una transferencia esta entre $10 y $15 e incluye la renovación por un año de tu dominio. Vas a requerir que tu proveedor de hosting autorice esa transferencia. Ese proceso de autorización varía según cada empresa de registro, pero suele ser que haga click sobre un enlace que le enviarán por correo notificándole que alguien está solicitando que se transfiera un dominio suyo.
Este proceso de transferencia como verán no depende del proveedor actual más que para la autorización final. Tu proveedor no debería por ningún motivo negarse a autorizar la transferencia ni debería inventarte excusas para ello. Tampoco debería obligarte a pagar tarifa alguna para autorizar la transferencia pues esta no significa en ningún caso un costo para él.
4.    Una vez que ya tengas los datos de acceso al panel de dominio o que ya se te haya transferido deberás cambiar los DNS al dominio. Los nuevos DNS te los debe proporcionar tu nuevo proveedor de hosting. Los registros DNS son las dos direcciones del servidor del nuevo proveedor de hosting y sirven para indicar donde está alojado un dominio.
Una vez que hayas cambiado los DNS deberás esperar que el cambio replique en Internet. Esto toma entre 4 y 48 horas normalmente.
5.    El paso final es restaurar tu información en el nuevo servidor. Puedes subir la página por FTP y cargar la base de datos en el CPanel. Para este proceso lo mejor es que recibas ayuda de tu nuevo proveedor de hosting que debería encargarse de todo el proceso.
Aunque el proceso parezca complicado en realidad no lo es pero al final de cuentas depende de la buena voluntad de tu proveedor de que quiera dejarte ir.
Si el dominio lo registró el proveedor y no quiere ni darte los accesos, ni cedértelo ni transferírtelo entonces ahí si tendrás serios problemas.
Lamentablemente no hay forma alguna que lo obligues a que lo haga, ni por la via legal ni administrativa. En el Perú no hay legislación que trate sobre estos temas así que no tendrás ningún mecanismo que te ampare ni nadie a quien recurrir.
Por eso yo siempre recomiendo a los usuarios a que agoten toda vía diplomática para conseguir que el proveedor facilite la información.


¿Y QUE PASA SI NO CONSIGO QUE LO HAGA?

En ese caso, fuera de amenazarlo con denunciarlo públicamente, en redes sociales por ejemplo, no podrás hacer más.
El último recurso sería que te olvides del dominio y uses uno nuevo que se parezca al anterior, tal vez con terminación .pe o .com.pe. Esta opción no es posible cuando tienes años con tu dominio y no puedes darte el lujo de cambiarlo y correr el riesgo de perder a tus clientes o confundirlos.
SI no has trabajado mucho con tu web y si no consideras que sea un problema comunicarles a tus clientes de tu nuevo dominio y correos entonces la opción más sencilla es esa, registrar un nuevo dominio.
Eso sí, lo mejor será que esta vez seas tú mismo quien lo registre directamente.
Si vas a optar por esta opción recuerda registrarlo usando un correo personal y no corporativo. Usa una dirección de correo personal que no vayas a perder, una que uses siempre.
Por último no olvides de guardar a buen recaudo la información de tus accesos al panel de dominio y al cpanel de tu hosting. Para esto usa la nube y guárdalos en un archivo de texto en la nube de tu preferencia (Google Drive, Dropbox, etc.).
Si necesitas ayuda o consejo para dejar a tu mal proveedor de hosting actual puedes contactarme que te asesoré con gusto. Y si quieres un nuevo proveedor de Hosting que te brinde un buen soporte y te de un servicio de primera entonces revisa nuestra sección de Hosting donde encontrarás la información que necesitas para tomar una buena decisión.

Eduardo Rosadio

Soy desarrollador web desde el año 2001. Durante mis años de trabajo he desarrollado más de 1000 sitios web para empresas de todos los rubros y tamaños.

En los últimos años me he especializado en el marketing por Internet para ayudar a mis clientes, mayormente pequeñas empresas, a llegar a nuevos clientes a través de Internet.

No te vayas sin dejar un comentario